2/12/07


“PROGRAMAS CUTRES Y PERSONAJES DESORIENTADOS”

Soy escéptico con eso de las autorregulaciones y códigos de buenas conductas. No es que esté en contra, pero cuando lo que hay en juego es el dinero y no el cómo hacer mejor un servicio público, puede pasar lo que estaba pasando. Telebasura en horarios inadecuados.

A mi modo de ver y hablando de la igualdad y de la libertad, la lucha contra la violencia de género no pueden convertirla unos empresarios desalmados en espectáculo y plataforma para sacar dinero. Y si no, que me expliquen por que hay ciertas compañías que se anuncian en esa franja horaria, las productoras y ejecutivos del tres al cuarto, se pelean por las audiencias importándoles la ética y la moral un carajo.

Se me revuelven las tripas al contemplar cómo dilapidamos esfuerzos, tiempo y dineros vía impuestos, para tener leyes, planes y programas que combatan y conciencien socialmente a la población y mientras tanto estos “emprendedores” esgrimiendo la libertad de empresa y el derecho de “informar”. Pues no. Y más, después del lamentablemente asesinato de la ciudadana rusa Svetlana de 30 años, que por suerte o desgracia está despertado un debate sobre el papel de los medios de comunicación en los casos de violencia machista.

El Gobierno de España ha hecho bien en convocar a los medios de comunicación social tanto públicos como privados, pero éste, no puede olvidarse del papel que tiene. Me refiero al de tutelar qué se emite e intervenir si las empresas televisivas concesionarias, no cumplen con el papel asignado. Es decir, a los criterios informativos dimanante de la Constitución española y de entretenimiento.
Ya veremos finalmente que pasa, pero de momento ninguna empresa nos ha hecho saber que, eliminan de su programación estos cutres espacios, en el que los actores pueden sentirse humillados, desorientados o vaya usted a saber y, mucho menos cual puede ser su reacción una vez que abandonen el estudio de grabación.

Por cierto, Antena 3 considera que “el único culpable del asesinato de la joven es su asesino”. Vale, muy bien. Pero la figura del colaborador necesario, en el supuesto de que pudiera esgrimirse, a quién le recaería. A los espectadores del plató. A los que morbosamente veían la tele en su casa….Por favor.

Espero que finalmente los prohíban por higiene mental.

1 comentario:

Pablo dijo...

Estoy contigo.

Algunas cadenas de televisión no solo no cumplen ningúna función social sino que echan por tierra el trabajo de otros, convirtiendo en debate, noticia y morbo cosas que nunca deberían tratarse así.

No obstante, siguen quedando medios de comunicación y periodistas comprometidos, conscientes del importante papel que desempeñan.

Un abrazo,