10/5/18

LA RIOJA: SOBRE LA “NUEVA IZQUIERDA”, LOS LIDERAZGOS Y EL CIS


Imagen relacionada

Miro a la supuesta “nueva izquierda”, esa que de una u otra forma nos machacó con aquello de: “Los socialistas éramos parte de la casta” o "No somos ni de izquierda ni de derecha, somos los de abajo y vamos a por los de arriba" y comprendo algunos datos del último CIS.

Creo que una buena parte del electorado “progresista”, no comparte la fragmentación que se da en este multiforme segmento electoral, en el que vemos a partidos de ámbito regional ocupando plaza hasta en el Congreso de los Diputados. ¿Qué quiero decir? Pues, que respetando la decisión electoral, se confirma aquello de ¡¡Divide y vencerás!! siendo el beneficiario las derechas. De ahí, algunos datos del último sondeo.

Así las cosas, reclamar confluencia, alianza o unidad por parte de algunos líderes de opinión social, a la vez que trabajar por “Arrebatar el poder al bipartidismo”, no deja de  ser un imposible, cuando no un camelo, máxime cuando el PSOE, se sabe de antemano que no está por la labor de disolverse en una sopa de siglas. Estos autodenominados “Bloques del cambio” sueñan con gobernar  olvidándose de la existencia de los socialistas.  Supuesta “nueva izquierda” que trabaja en fórmulas que pasan por "Desarrollar sujetos colectivos aglutinadores que trasciendan los límites de los partidos".

No se cuanto hay de personalismo o de sana creencia, pero si siguen con estas estrategias que rozan el antipartidismo, convendrán que el PSOE esté más en dar un empujón para romper el triple empate que nos anuncia el CIS y  pasar de estas puerilidades. La página de la corrupción y de los recortes, o se pasa con los socialistas siendo el motor del cambio, o no se pasará.

Por cierto, un 1,300 mil votantes del PP y unos 400.000 del PSOE votarían a Ciudadanos. Apliquémonos el cuento y déjense se experimentos. La gente vota en los grandes núcleos a los partidos y no a sujetos colectivos aglutinadores que trasciendan los límites de los partidos. Lo digo, habida cuenta, que el primer tren electoral pasa por ganar las municipales y las autonómicas.

En fin, ya iremos viendo pero meda que hay mucho gallo en expectativa de destino, para tan pequeño corral.





4/4/18

COSAS DE LA IZQUIERDA

En estos días estamos leyendo artículos de opinión sobre cómo está la izquierda en España apuntándose ideas tales como el cooperar; la confluencia de izquierdas: estrategia o necesidad…y otras alternativas más, que hagan posible sacar al PP de la Moncloa y que este no pueda perpetuarse gracias a Ciudadanos.

Junto a estos debates teóricos se abre paralelamente la ventana ideológica para insistir, en que no es lo mismo socialismo democrático que socialdemocracia y así como el que no quiere la cosa, hablamos sobre las desconfianzas entrelazadas preferentemente entre el PSOE y Podemos.

Situaciones estas que no tienen por qué ocultar la política electoral ha hacerse por unos u otros, para que la multiforme izquierda esté mejor situada en el tablero de los sondeos, de la opinión publicada y de la opinión pública. Ya me entienden..

Así las cosas parece que en estos cruzados debates uno se siente con cierta obligación de tener que apostar y personalmente me inclino por las reformas, pero si éstas son solo para gestionar el sistema, evidentemente no.

Por lo tanto, no nos mareemos con que si el PSOE para ganar las elecciones y hacer reformas en España hay que estar en el centro o en la centralidad. Hagamos nuestros deberes, popularizando todo lo aprobado en el 39 Congreso socialista. Hagamos Planes de Trabajo pensando en las personas, en crecer en número de militantes y evidentemente en votantes. Luego, el día después de las elecciones ya se cogerá la calculadora y se verá cómo en pos de la estabilidad de las Instituciones se hacen los mejores gobiernos posibles.

Luego, si estamos sí estamos en el tiempo de perfilar estrategias, háganse y de paso despejemos cuanto antes algunas incógnitas. La primera a mi entender es si los socialistas podemos desde la soledad cambiar la situación hoy gobernada por el PP o si hay que trabajar pensando en la existencia de otras formaciones que juegan en espacios que se solapan con el nuestro.

Personalmente apuesto por una intermedia que combina nuestra forma de hacer y ser, con la de ensayar una cierta “unidad de acción” -que no confluencia, alianza o unidad-, que impida a las derechas profundizar en el desmantelamiento del Estado de Bienestar. Todo lo demás es quimérico cuando no cainita o disgregador.


19/3/18

SALVADOS. MADINA ERREJÓN

Imagen relacionadaEscuchar a Madina y Errejón el otro día en la televisión, también a mí me hizo reflexionar sobre algunos apuntes que como consecuencia se han vertido estos últimos días.

En primer lugar vaya por delante que soy del pensamiento que aquellos que defienden el "fin de las ideologías" es pura y dura ideológica y seguir proclamando que está superada la contraposición izquierda derecha es de derechas.

En segundo lugar soy de la opinión que conviene discernir entre política con mayúsculas, política electoral e ideología. Hacer de estas cuestiones un revoltijo simplista, en ocasiones expandidas por redes sociales y medios de comunicación, lleva inexorablemente al equívoco.

Así pues, si abordamos la cuestión desde la perspectiva de la  política electoral, hay que pensar en los diferentes encajes matemáticos que se puedan desprender de los resultados obtenidos en las urnas. Esto evidencia cómo en España, en Andalucía el PSOE y Ciudadanos facilitan a la Institución su gobernabilidad. En Castilla La mancha son el PSOE y Podemos los que han permiten dar estabilidad y en el País Vasco el PNV y los socialistas. ¿Qué quiere decir esto? Simplemente que la calculadora hará posible conformar un Gobierno. ¿Criticable? Por supuesto, pero en una democracia formal hay que respetar el resultado electoral.

Esta circunstancia -la de llegar a acuerdos-, a buen seguro pasarán por el clamor de muchos de gritar aquello de ¡A ver si se ponen de acuerdo los políticos! Con la consabida contrafrase de ¡¡Ya se han bajado los pantalones!! ¿Pero se puede hacer otra cosa? Hoy es lo que toca, es lo que hay pero, sí se puede trabajar para cambiar esto y creo que en el fondo tanto Errejón como Madina están de acuerdo.

Desde mi visión, pasa por hacer todo lo posible para que el socialismo democrático, sea la opción mayoritaria y pueda poner en marcha las soluciones propuestas previamente.

Otra de las cuestiones que se achacan al hasta hoy partido de gobierno, me refiero al PSOE, es que éste no se entera de lo que pasa en la calle y ciertamente en más de una cuestión así ha sido pero, señalar como si esto fuera una actitud constante que formara parte de su ADN, es no decir la verdad. Por cierto, no todo lo que se escucha en las protestas de los últimos días  puede ser “comprable” y aunque por estrategias varias mayoritariamente estemos con ellas, más pronto que tarde saldrán a flote las diferencias.

Por tanto, recomponer la multiforme izquierda es un buen deseo pero, en el fondo todos los partidos pretenden ser hegemónicos, no nos engañemos y si es por apostar yo recuperaría como paso previo el no ir a más formaciones políticas sino a menos. Es decir, el movimiento asociativo y otros entes políticos, bueno sería que apostaran por aquel partido mejor posicionado y caminar a favor de una “Casa en Común” como por ejemplo ha hecho el Partido Laborista  del Reino Unido de Gran Bretaña.


Mientras tanto, a ver si la plural izquierda más allá del PSOE, cae en la cuenta de lo aquí expresado.

21/2/18

EL SPD Y LA CREDIBILIDAD PROGRAMÁTICA

Los afiliados al SPD (Partido Socialdemócrata Alemán), llevan votando desde hace varios días para decidir si aceptan o no una nueva coalición con el bloque conservador de Ángela Merkel para formar Gobierno. Esta ejemplar acción participativa -no comprendida por algunos que ven una dejación en la Dirigencia, olvidando que la partitocracia no encaja en estos tiempos-, finalizará el 2 de marzo habiéndose posibilitado que más de 463.000 militantes puedan enviar por correo su papeleta de voto para aprobar o rechazar el acuerdo. En este sentido bien por dar la palabra.

Repasando mis “me gustas” dados a través de Facebook al SPD y al relato expuesto en la campaña electoral por Martin Schulz, tengo que decir que me siento engañado por este político y su equipo. Recordemos que la misma noche de las elecciones generales del 24 septiembre, los socialdemócratas descartaron volver a gobernar junto al CDU. Sin embargo, tras meses de conversaciones, se alcanzó un acuerdo por el cual el SPD asumiría los ministerios de Finanzas, Exteriores y Trabajo y Asuntos Sociales en un hipotético nuevo Gobierno de coalición junto a los cristianodemócratas y el CSU. ¿Cómo se llama a esto?

Lo que queda claro es que el SPD está dividido. Por un lado la cúpula socialdemócrata confía en obtener el respaldo suficiente de los militantes. Y por otro, las Juventudes Socialdemócratas y Kevin Kühnert, su presidente haciendo campaña en contra de dicho acuerdo.

Situación ésta que coincide con una encuesta que anuncia el sorpaso del partido de ultraderechas la Alternativa por Alemania y que da al SPD.

Yo me pregunto, ¿por qué se desdicen tan alegremente ante su electorado? ¿Por qué se olvidan de las expectativas creadas por el SPD ante los socialdemócratas y socialistas europeos?

Al PSOE algo de esto le pasó en el 2010 y todavía estamos pagando para que nos vean los ciudadanos coherentes y creíbles. El domingo 4 de marzo, saldremos de dudas cuando conozcamos el resultado de la votación. A partir de ahí se escribirá otro capítulo que queramos o no, nos afectará como ciudadanos europeos y como socialistas.

31/1/18

PENSIONES DE “M”

Fueron Marx y Engels quienes, a través de su obra, “La ideología alemana”, situaron el término ideología en el concepto político y así ha llegado hasta nosotros. De esta forma y manera podemos calificar e interpretar la realidad social y al proyecto político que sostiene dicha interpretación, ya sea para conservar la situación actual o para cambiarla.

Y vaya si el PP está cambiando el cómo entender qué es el Estado de Bienestar y en concreto uno de sus pilares. Me refiero a las pensiones. Así que, en esta materia como en tantas otras está abierta una confrontación de modelos de sociedad entre derecha e izquierda. Pero, lo que queda claro y entrando en materia es que el Gobierno de Rajoy, noqueado en temas como la cuestión territorial de España, véase Cataluña-, o la corrupción dentro de su partido, viene atizando a los pensionistas desde hace unos cuantos años y no es de extrañar que los sindicatos UGT y CCOO antes de finalizar el año 2017, empezaran a agitar el tema de las pensiones.

Ahora el sindicato UGT pide a los pensionistas que devuelvan las cartas mandadas por el Ministerio de Empleo y Seg. Social dentro de la campaña denominada  “Lazo Marrón” que han puesto en circulación por las redes sociales y que denuncia “la subida de mierda de las pensiones para 2018".

Así las cosas muchos votantes de la tercera edad, deberían dar una pensada a esta continua agresión que se les hace y por qué no, cambiar de voto en las próximas elecciones.

En fin, ante el raquítico aumento que en realidad es un recorte de las pensiones -las pensiones han vuelto a subir este año un 0,25%, por cuarto ejercicio consecutivo, el máximo que establece la ley-, todos los ciudadanos tenemos que sumarnos  a esta campaña del “Lazo Marrón” a la vez de explicar que las pensiones son el mejor instrumento vertebrador, pues este sí que reduce las desigualdades.

Por Cierto, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez  presumió ante la comisión de del Pacto de Toledo de los importantes logros que la Seguridad Social ha alcanzado en 2017. Vamos, no se lo cree ni ella.



18/1/18

¿INCLUSIVIDAD vs LUCHA DE CLASES?


Imagen relacionada

No se, pero parto de las dudas que tengo sobre la inclusividad en el lenguaje y del novofeminismo cuando es impulsado por ciertas élites, por lo que pido de antemano benevolencia por parte del lector.

Leo uno de los cambios introducidos en el Diccionario de la RAE en relación con las definiciones que dice: HUÉRFANO: “Dicho de una persona de menor edad: a quien se le han muerto el padre y la madre o uno de los dos, especialmente el padre”. Vamos puro machismo. Pero, también he escuchado en la SER a Octavio Salazar manifestando que: "Difícilmente uno puede clasificarse como demócrata y no hacerlo como feminista" y ciertamente no lo tengo tan claro. También me pasa cuando hablamos de la compatibilidad del sistema capitalista y la democracia.
Así que, no siendo nuevo estos debates, pienso que los cambios que necesita la sociedad en su conjunto, no pasan como cuestión preferente por la “inclusividad lingüística”, sino por la lucha abierta contra el sistema capitalista para aminorar y eliminar los problemas de fondo que aquejan a los ciudadanos.
Por lo tanto y comprendiendo el “buenismo” de los defensores a ultranza de la inclusividad, advierto que si importante  son las formas, mucho más es el fondo. Las formas (el lenguaje) es el armazón, importante, sí, pero no lo es todo. Y ahí es donde veo a más de uno algo desnortado. Tal es la cuestión que se puede estar usando un lenguaje inclusivo a la vez que se está transmitiendo un mensaje machista, sexista, racista…etc. Así que ¡ojo! Esa, por supuesto, no es, no puede ser  la actitud y ahí no me encontrarán.

Por eso, es de cajón el analizar lo que estamos escuchando, leyendo…etc y de igual forma ser exquisitos cuando uno es el transmisor de un ideario, para no caer en los estereotipos o patrones sexistas…. Y segundo, el lenguaje -en mi opinión-, donde la gramática ha de imperar.

Dicho esto -que ya sé tendrá algunos detractores-, creo que en la actualidad nos estamos encontrando a más de uno haciendo meritocracia sobre esta cuestión que fácilmente se trenza con lo que algunos denominan el novofeminismo. Como dijo alguno, más por postureo que por convicción.

Hecha esta introducción me pregunto si para un socialista, lo que discrimina a un ser en relación a otro, si es el lenguaje o si es el sistema capitalista. Porque digo ¿Usar un lenguaje inclusivo, nos va a transformar a todos en humanos nuevos? Con todo el respeto no me lo creo. El matriarcado, el machismo…-si esta es la cuestión-, no es una idea que va flotando por ahí y que se transmite por el lenguaje y la educación inteligible. No. El machismo es el fruto ideológico y político de una sociedad jerárquica en la que el más fuerte domina al más débil. Para Marx, patrones y proletarios. De ahí, que para los  socialistas, digo yo, debiera ser prioritario observar las condiciones que se dan en las relaciones humanas en base a su organización productiva y reproductiva e intervenir sobre ellas. Y leñes que si las hay. Recordemos y no precisamente a un socialista, sino más bien todo lo contrario, a Warren Buffett, dueño de una de las  mayores fortunas del mundo que dijo: “Hay una guerra de clases, pero es mi clase, la de los ricos, la que la está ganando”.  


Quede claro que no renuncio a la UTOPÍA de una sociedad socialista pero, pensar que con las palabras podemos cambiar la realidad. En fin.

Aconsejo leer  a Alfredo Sanzol, El director adapta una de las comedias de Lope de Vega más feministas para La joven Compañía Nacional de Teatro Clásicol:
http://www.elmundo.es/cultura/teatro/2017/11/28/5a1c6e48ca4741ee1e8b45b7.html


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 





15/12/17

LAS PENSIONES SEGÚN EL BBVA

El pasado 14 de diciembre podíamos leer una crónica en el diario La Rioja bajo el título «Elevar la edad de jubilacióna los 72 años resolvería todos los problemas», fruto de una conferencia impartida por el paisano José Antonio Herce, presidente del consejo de expertos del Instituto BBVA de Pensiones, asegurando entre otras lindezas que urge reinventar la Seguridad Social en España porque el sistema actual es insostenible.

Entre los asistentes a dicho encuentro se encontraba lo que se puede denominar la “élite conservadora riojana”, que supongo ninguno de ellos levantaría la mano para contradecir lo allí expuesto. Posiblemente por coincidencia ideológica, a la vez que por una cierta complacencia con el poder bancario.

Ante esto y como jubilado que tengo un plan privado asociado de pensiones y 45 años de cotizaciones a la Seguridad Social manifiesto que: estoy hasta las pelotas de estos agoreros y voceros del capitalismo que cuando tiene problemas el sector bancario/financiero/bursatil, hacen todo lo posible para que el “Papá Estado” solucione sus errores, eso sí a costa del contribuyente.

Además, me indigna que sólo se promocione mediáticamente la visión de la derecha económica y política vendiéndonos de paso los productos bancarios y no por igual aquellas soluciones que aportan “otros expertos” que, evidentemente se sitúan en las antípodas de estos catastrofistas que atacan una y otra vez más el sistema solidario español.
Yo como socialista europeo apostaría por promover una “distribución razonable de la riqueza dentro de la UE” a través de sistemas progresivos que metan el dedo en la fiscalidad así como a los paraísos fiscales.
Por otro lado, nuestra economía puede y debe generar empleo de calidad, con salarios dignos que permitan vivir  a la vez que consumir y de paso aportar solidariamente las cuotas pertinentes a la caja de la Seg. Social. Trabajo que pasará inexorablemente, no por trabajar como dice el experto del BBVA hasta los 72 años, sino que debido a la robotización y digitalización, por el “compartir el trabajo” con el fin de que se permita trabajar a más personas y no a menos.
En fin, esto daría para mucho y como se suele decir “para muestra un botón”.