5/8/08

DEL AMOR AL DIVORCIO: LA UE DE LAS DOS VELOCIDADES


Ya se que esto no es una noticia, lo fue, pero creo que merece la pena dejar dicho algo en el blog, saliéndome un pelín de lo que ahora toca. Me refiero a darle caña al gobierno de España en el terreno económico.

La cuestión trata de que ocho de 27 estados de la UE (España, Italia, Rumanía, gracia, Eslovenia, Hungría Austria y Luxemburgo) han pactado agilizar los divorcios permitiendo a las parejas mixtas elegir qué ley nacional desean aplicar. Este es un asunto que con independencia de lo que opinen las diferentes religiones que operan entre nosotros, esta es una materia que afecta a muchos ciudadanos y cuyas consecuencias colaterales son conocidas. En números redondos cada año 170.000 divorcios entre parejas de diferente nacionalidad de dan, es decir, un 20% del total. En nuestro país cerca de 24.000 españoles se casan anualmente con un extranjero.

La novedad, a parte de tomar decisiones oportunas y no como el acuerdo inicial de trabajar 65 horas a la semana, de lo cual ya hemos y seguiremos escribiendo, es que la pareja podrá escoger de mutuo acuerdo la normativa impuesta en cada estado.

Bueno. Me temo que todos hemos tenido a un amigo o familiar que ha pasado por este trance y aunque nos de pena ver las relaciones de pareja en crisis, está bien que los políticos se ocupen de suavizar estas circunstancias.

En fin, que fácil es pasar de la atracción, del gustarnos, del conocernos….Son los momentos de nuestro minicósmico “bing bang”…¿Se acuerdan? Hasta que por lo que sea, el amor se va apagando lentamente… ¡¡¡Qué difícil es encontrar la chispa que reavive todos los días el motor de la pareja!!!
En ello estamos amigos.

1 comentario:

la cabaña progresista dijo...

Precisamente Chema en mi familia hay un caso de matrimonio de este tipo y no están pensando en la ruptura ni msucho menos, además que ni se les ocurra hacerlo que ya me costó lo mío el regalo de bodas. Así qiue haya amor... y no lo condtrario.e
b Ahora en serio, estoy de acuerdo contigo en que sería conveniente suavizar las circustancias derivadas del divorcio, pues como bien dices, son muchas las personas "afectadas" por este hecho.