13/5/09

¡QUE LO QUITEN! LECHES


Mañana posiblemente escribiré sobre el debate del estado de la Nación, cediendo así el espacio a otros blogueros.
Me hubiera gustado no tener que escribir este articulillo. Me hubiera encantado que en mi barrio se tuviera cuidado con la estética. Me hubiera parecido.... ¿Me cachis en la mar! ¿Quién ha sido el “artista” que ha decidido poner un indicativo turístico en la glorieta del Centenario? Sí, esa que está frente al Rectorado de la Universidad de La Rioja.
Ya se que hay cosas más importantes que analizar, comunicar, informar y si me apuran hacer propaganda. Pero, el citado indicativo que como pueden ver en la foto que acompaña este texto, sobra, no encaja ahí. Es un pegote que no encaja ni con cola. Es más, si lo que se pretende es que se lea, ni dios le puede echar un ojo, salvo que te juegues el tipo sorteando tu cuerpo entre los enloquecidos y diabólicos vehículos que a diario circulan.

Si digo que este indicativo en concreto está fatal y urge su retirada (como se entere el creador del monumento), el no va más, es el que han colocado a la altura de las escuelas Trevijano. Todo un canto a favor de las barreras arquitectónicas.

Peor imposible. ¡Que los pongan en otros sitios! Leñes. Igual, hasta queda bien en la fuente de los ilustres de la Gran Vía. Otra que Dios guarde.

6 comentarios:

Fernando Martínez López dijo...

La verdad es que parece el portero...
y por cierto se nos infla la boca con el nombre de nuestro vino epro ni en Ecuador, ni en Venezuela, ni en Panamá hay vinos riojanos. Catalanes a manta pero nuestros...con cuentagotas.

José María (Chema) Buzarra Cano dijo...

Nano:

Lo cierto es que, nos han puesto estos indicadores por varias calles y plazas de la ciudad de Logroño y en mi opinión lejos de eliminar barreras arquitectónicas, lo que estamos haciendo es poner obstáculos sin orden ni concierto. Vamos, que si hay que ponerlos, sepueden poner mejor.

Félix Zorzano Rodríguez dijo...

La verdad. El indicador está bien, pero los "artistas" que han decidido situarlos tan mal, es como para saber sus nombres.

José María (Chema) Buzarra Cano dijo...

Correcto artículo y con cierta guasa que pone de relieve el poco gusto en poner las cosas. Lo de loa Gran Vía y la "guardería de niños" es de nota. otro pegote arquitectónico. pero bueno para eso están los gustos y colores.

Recuerdo que hace algunos meses también comentabas la falta de visión con cositas de nuestra tierra, más allá del dichoso vino. Ejemplo: el general Espartero que es un desconocido y cuya casa palacio no se le ha sacado todo el "partido" turístico/histórico que bien se pudiera.

Si es que tenemos a unos políticos...

Ra dijo...

¡¡Que conste que no es por criticar la mejoría que ha adquirido la capital de los riojanos con Tomás Santos!!
Digo esto porque me voy a meter un poquito con la ciudad, y él no tiene la culpa de lo que voy a decir.
Dices que es "antiestético" ese cartel... Puede que razón no te falte pero... ¿no te parece más feo el monumento del Centenario este de la rotonda? Ese mazacote de hormigón armado ahí en miedo, que intenta imitar la ingeniería de Chillida... No sé, quitando a Espartero creo que no me gusta ninguna otra estatua en todo Logroño...por no hablar de aquellos osos de colores, que viendo la Cow parade! de Madrid me retrotaigo y aun me dan más vegüenza ajena...

Eso sí, siempre nos quedará La Redonda!

IBE dijo...

Ya que has sacado el tema, comentaba hace días con Alegrías un tema que me invita a decir: "¡QUE LO PONGAN! LECHES".Me refiero a un indicador, en lugar visible, de la plaza del Ayto. diciendo que ese edificio de Moneo es la Casa Consistorial y no la Universidad, como he tenido que aclarar a dos grupos de turistas despistados, y no cobro por la información.

Como eso, faltarán otras tantas aclaraciones, más fáciles de indicar a los paseantes que la sarta de chorradas como la que bien indicas que a mí, como a todo el que accede a la ciudad por allí, se la trae al fresco por estar más pendiente de entrar bien en la rotondita de marras.