9/12/08

¡PAR DIEZ! CONSUMIR PARA SALVAR AL CAPITALISMO


Si es así, como se sale de la crisis, consumiendo y tirando. ¡Para esto pocas alforjas ideológicas necesitamos! Yo, apuntaría entre otras soluciones, el poner en marcha los artículos 129 ó 131 de la Constitución española. Pero ¿Por qué no se acodarán nuestros líderes de estos principios?

En cualquier caso, reconozco que tengo ciertas dudas y alguna que otra contradicción, de si lo que se está planteando es o no lo mejor para el avance de los pueblos. Y, así me pregunto ¿Hay que salvar a este injusto sistema? ¿Qué otro, realmente podemos contraponer?

Si miramos la historia en los últimos 250 años se han registrado cinco grandes crisis económicas y financieras: en 1763 con epicentro en Holanda y que afectó a gran parte de Europa; en 1825 con epicentro en Inglaterra y que se propagó a Europa, Estados Unidos y América del Sur. En 1873 se produjo una gran crisis financiera en Viena, capital del imperio austrohúngaro, propagándose a Estados Unidos, Europa y América del Sur; en 1929, con epicentro en Europa y que se propagó al mundo entero; y en septiembre de 2008, con el colapso de la bolsa de valores de Wall Street.

Cada una de ellas produjo inevitablemente sus consecuencias. Recordemos dos y de muy diferente calado: La Gran Depresión de 1929 fue uno de los factores que fortaleció las corrientes nazifacistas en Europa. Pero también fue el inicio del Estado del Bienestar que ha regido las políticas económicas de Occidente hasta mediados de 1970.

Así las cosas y sin atisbar las consecuencias que se darán con la de ahora que padecemos. Me rechinan en la memoria cual solución milagrosa, el primer mensaje que dio el conservador George W. Bush tras los atentados del 11-S: "para superar la crisis, comprad" y, el repetido por el líder del PSC señor Montilla, instando a los catalanes a consumir más para hacer frente a la crisis económica. Ambos, parecen llegar a la conclusión de que en el consumo está la solución. ¿Y tú que opinas?


5 comentarios:

Manuel Martín dijo...

¿Y la crisis de 1973? ¿No es comparable a las demás?

Ya en 1929 hubo que replantearse algunos aspectos del capitalismo y eso les ha valido a muchos para ir tirando hasta ahora. Por supuesto, ganando mucho más dinero y explotando al resto de la población. Si tanto se proclama el estado del bienestar, creo de una vez por todas (y esta es una gran oportunidad) hay que dejar de poner parches y poner soluciones en las que se vea a los políticos comprometidos con el pueblo. Hasta ahora solo se han visto medidas para ayudar a la banca, grandes empresas, etc, que sinceramente, no he visto reflejado en la calle.

Un saludo

EL RINCÓN DEL ESCRIBANO dijo...

Hola:
"políticos comprometidos con el pueblo"
Lo primero, mi apoyo a la clase política en general.
La duda generalizada, tiene de objetivo lo que yo de Franciscano.

El consumo, puede ser un parche temporal pero como no se solucionen las bases estructurales de la economía mundial no servirá de nada el haber tropezado una vez, volveremos a tropezar una segunda, una tercera, hasta que caigamos y no podamos levantarnos.

Un saludo.

Mantible dijo...

Y ¿qué hay de malo en que todo se vaya al carajo?, ¿qué nos ocurrirá de malo si los bancos y cajas quiebran?, ¿nos saldrá algún tipo de salpullido si no circulan vehículos última generación?...
En el mundo también existimos los descreídos, los que a fuerza de ponerla se nos ha quedado cara de póker, quienes creemos que la política no es sino una forma rápida de medrar al cobijo del gran dinero, números de seguridad social a los que los medios de comunicación no consiguen convencer.
¡Que venga la riada y se lleve todo aquello que flota en la orilla! De vez en cuando es recomendable abrir las ventanas y que entre aire nuevo.

Fernando Martínez López dijo...

Pues Chema llevas toda la razón, el consumo es la parte con la que nos embauca un sistema que se ha visto que ya no vale. Ahora quieren meter el morro en los países emergentes, Brasil, China, India, Chile...y el consumo hemos de aducuarlo y armonizarlo con el desarrollo de todos los países, cambiarán los precios y el mercado. la obra pública va a llevar a los Estados a al papel de la multinacional pero no con los beneficios y estragos de hasta ahora. y se va a acabar el chalaneo de capitales y la mercadería del trabajo. Yo quiero oir a la OIT y a los grandes sindicatos y qué papel van a asumir en las empresas en el futuro proque el dinero ahora es de todos. yo recuerdo allá por los ochenta que alguien hablaba de COGESTIÓn y AUTOGESTIÖN, ¿te acuerdas' pues si no imponemos una mezcla de ambas vaa seguir todo más o menos.
Si el valr de todo era ficticio, no podemos seguir esquilmando el mundo para mantener parásitos con Altas Gamas y miles de prestaciones.
Habrá que reinventar un nuevo socialismo.
Digo yo.
nano
Y por ecuador muy bien el proyecto, abslutamente agotados, no he tragado más polvo y mierda en mi vida

David Miranda-Torres dijo...

Chema, que nos digan que consumamos en plenas navidades... es como decir que comas cuando tienes hambre... la pregunta es: "¿qué ocurrirá cuando se acaben las fiestas?"

Un abrazo,

D;-)