7/2/09

HOMENAJE A UN HOMBRE DE IZQUIERDAS


Hoy se culmina un largo camino en el que se dieron las manos los afectos, los compañerismos y por supuesto las Instituciones brindándonos, ni más ni menos, que un paseo presidido por una escultura en recuerdo del que fuera tantas cosas en la vida riojana: Francisco Sáez Porres, Paco. Ayer, recordémoslo también, tocó homenajear a Carmel Cabezón Llach. Los dos ediles logroñeses por el PSOE.

Bajo un día absolutamente invernal en el barrio de San Antonio, nos reuníamos un nutrido grupo de ciudadanos que por encima de las ideologías hemos recordado la figura de este hombre entregado a los demás. En el acto tomaron la palabra Francisco Hernández, médico y amigo, Blanqui su viuda y Tomás Santos, alcalde de Logroño.

Como comprenderéis amigos blogueros, a Paco puede que no le hubiera gustado este homenaje o si, que se yo, pero en mi humilde opinión este servidor público, sindicalista, persona integra de los pies a la cabeza se lo ha merecido, porque su nombre y su trabajo ya es patrimonio de todos nosotros.

6 comentarios:

Fernando Martínez López dijo...

De Paco es tan fácil hablar como entender lo que fue toda su vida y , si me permites, diré Paco y Blanca, porque eran un binomio inseparable y complementario.Son de las personas con las que más afecto me ha unido en la izquierda desde que nos conocimos más íntima y políticamente en el ayuntamiento hace treinta años y desde la clandestinidad. Un compromiso vital, un ejemplo de acción directa en política y , tras leer el libro de Javi Bañares, las nuevas generaciones entenderán que hay algo fuera de lo normal que hace grandes a las personas socalistas cuando dan todo lo que tienen por sus ideas en la vida diaria.Son tan coherentes que, fíjate, que no me extrañó cuando se murió, que fuese defendiendo una moción contra Pinochet. Ponía todo lo que tenía en lo que hacía y el poco corazón que le quedaba lo quemó defendiendo la justicia contra aquel tirano que tanto marcó una generación.
Un beso enorme para Blanqui, y me alegro de que nos haya vuelto a encontrar la pista cuatro años después que hacía que no nos veíamos...
Esa estatua simboliza muchas cosas y a mucha gente, esta mierda de rodilla me ha impedido bajar a la inauguración pero si estabas tú Chema, estaba yo.

Félix Caperos dijo...

Estábamos todos. Hoy tuve Pleno en Casalarreina, pero donde haya un socialista, estamos los demás. Bonita escultura, que recordará a un hombre de bien.

Un abrazo.

Félix

Socialistas de Cuzcurrita dijo...

Chema, nos has tocado.

Paco era de Cuzcurrita. Su biografía es sabida por todos y su homenaje no deja de ser un reconocimiento más que merecido para uno de los LÍDERES RIOJANOS de la Democracia y la JUSTICIA SOCIAL. Paco, dejó una lección que debemos de tenerla siempre presente;

"NINGÚN DICTADOR GENOCIDA ES INMUNE CON LOS DERECHOS HUMANOS Y CON LA PROPIA DEMOCRACIA"

Pero es que pensandolo bien, Paco nos dejó tantas lecciones ¿VERDAD?

Salud y Progreso.

Fernando Martínez López dijo...

llevas toda la razón Félix.Lo decía exclusivamente más allá del plano político, desde el plano personal porque me hubiera gustado acompañar a Blanca y a todos los compañeros.Tuve tanta relacción con él y Blanqui en tantos asuntos sociales, políticos, sindicales, periodísticos (la revista ENCONTRASTE), Cruz roja...que reflejaba muy bien toda una época y la forma de hacer la política que admiras la memoria de todos ante esa fibra especial de un determinado tipo de gente.

alegrias dijo...

¡¡Qué pena no haber podido ir!! (vivo pegada a una maquinita para calmar el dolor de espalda y no puedo moverme mucho; Nano, pero es gloria el aparatejo, eh??)
Pero bueno... En el siguiente "algo" espero poder estar.
Un abrazo

IBE dijo...

No conozco de Paco más que lo que mis padres y los compañeros contais y tengo pendiente la lectura de mi admirado y amigo Javier Bañares para conocerlo mejor. Como dicen que Dios los cría y ellos se juntan,si estuvo con todos vosotros y era según todos admirable, estoy segura que valió la pena y mucho su andadura y más sus enseñanzas.Aunque a su personalidad humilde no le gustasen los homenajes, a todos nos servirá la escultura para tener presente a un ser comprometido hasta el último latido de su corazón (nunca mejor dicho).