12/12/11

EL PSOE DE LA RIOJA TIENE FUTURO



Personalmente como ciudadano y socialista, soy de la opinión que en la sociedad de hoy, opinar dentro y fuera de los órganos de decisión del partido, sin el peso de la responsabilidad institucional que siempre ahoga, resulta más sencillo pero no está exento de compromiso político.
Como es conocido, soy junto a otros socialistas riojanos de los que he reclamado más tiempo para debatir y perfilar el futuro del PSOE en La Rioja tras el descalabro producido en las últimas elecciones del 20N. Pero tengo que reconocer que aparentemente no ha prosperado esta idea. No obstante, creo que el “tiempo” no puede ser el factor que condicione y determine la reflexión conduciéndonos apresuradamente a un congreso a celebrarse a finales de febrero de 2012, que pretende o da la sensación de cerrar cuanto antes el debate, buscar un líder de forma endogámica y seguir hacia delante como si no hubiera pasado nada.
Digámoslo con claridad. Algunos, piensan y trabajan sólo en la/su retroalimentación para que esto finalice cuanto antes. Por el contrario, otros participamos de la opinión de que el proceso no es la solución, pero en el proceso SÍ está la solución que el PSOE necesita. El partido aún con todo tiene TIEMPO pero no tiene la CREDIBILIDAD que no hace tantos años tuvo. Por tanto y, aún siendo escaso el tiempo arbitrado, lo que procede es pasar la página ordenadamente y a ser posible lo más consensuadamente posible entre las diferentes sensibilidades que cohabitan en la organización. Motivo. Lo que hasta hoy se ha visualizado como PSOE de La Rioja no tiene la credibilidad suficiente ante la ciudadanía y nuestro tradicional electorado socialista. No se trata, pues, únicamente de qué digamos ni quién lo diga (que ya en sí son dos núcleos esenciales), sino cómo lo digamos para que volvamos a ser creíbles. No es un “cómo” de imagen sino de fondo: coherencia, sinceridad y seguridad en las propuestas.
La credibilidad/coherencia es el binomio más subjetivo que impera en el acerbo popular que hace valorar a un partido y a sus dirigentes por encima de su valía siendo el elemento más difícil de recomponer.
Así los cosas, el socialismo europeo tiene que resituar su papel, puesto que ahí está en gran medida la solución para la desdibujada socialdemocracia; el PSOE a nivel nacional necesita definir y concretar: programa, definición ideológica, nuevos y viejos equipos y en La Rioja el PSOE tiene que restaurar la organización, ver los agujeros negros electorales y orgánicofuncionales permitiendo salir nuevas iniciativas, así como escuchar a la silente militancia.
Consiguientemente, es la hora de que los que ocupan plaza institucional en Madrid, no tutelen y pujen en el proceso congresual abierto y se dediquen a trabajar por los que viven en La Rioja, gracias al escaño otorgado por los votantes el pasado 20N.
Es la hora que desde la invisible militancia riojana aflore un nuevo compañero, que por su recorrido político, profesional social, y laboral, podamos ver en él, que no todo ha sido en los últimos años un SÍ a todo.
Es la hora de que el candidato proponga públicamente cara al 38 y 13 congreso federal y regional, cambiar ciertos hábitos y estructuras huyendo de la endogamia y partitocracia que nos ha invadido.
Por mi, si el fondo de lo aquí enunciado se cumpliera, estoy seguro que los militantes, los simpatizantes y el conjunto del disperso electorado socialista podrán ver en el PSOE de La Rioja, a una organización que dista y mucho del conjunto de fuerzas que conforman la democracia en nuestra tierra.

5 comentarios:

Seldon dijo...

Pues la puerta se cierra para la participación, cuando ZP dice hoy en la prensa que no está a favor de que la militancia elija a los candidatos. Mal ejemplo, en comparación con Francia, donde hasta los simpatizantes tienen derecho a elegir a sus representantes. Mal ejemplo ahora que la sociedad demanda participación y cambios legislativos en las elecciones, transparencia, honestidad, conductas ejemplares, etc. Este hombre se olvida de que su oportunidad nació de unas novedosas primarias, aunque luego el predicó con una dedocracia (Rubalcaba) que tanto criticó de Aznar cuando se nombró a Rajoy.
Parece que llegan malos tiempos para las memorias efímeras, ahora que abunda tanta información y hemerotecas en la red. O el PSOE cambia de chip, o cómo ciudadano no veo otra salida que la sublevación social para reclamar lo que es nuestro y no nos lo conceden. Paciencia, que me estalla la vena. Un saludo

JM (Chema) Buzarra Cano dijo...

Paciencia...El PSOE está claro que tiene "lagunas", aunque cierto es que si lo comparas con el PP somos aceptablemente democráticos.
No obstante y dado que los estatutos no nos permiten un proceso a la francesa, si que es la hora d eplantear esta participación u otra semejante cara a los nuevos estatutos que saldrán del 38 congreso federal a celebrarse en Sevilla.
Todo es manifiestamente mejorable y convendría superar el déficit democrático por mayor sufragio.
Un abrazo

JM (Chema) Buzarra Cano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernando Martínez López dijo...

Bueno, es evidente que el partido tiene que cambiar porque estamos donde estamos gracias a los que lo han llevado hasta ahí, unos con la acción y otros con el silencio y la aquiescencia y no hay que darle más vueltas.
Ya nada más queda el Congreso, dado que han acabado los procesos electorales y nuestro pueblo nos ha dicho de forma elocuente que debemos cambiar y mucho.
Imagino que cada uno lo puede coger como quiera y de hecho lo está empezando a hacer; que si la crisis, que si la falta de comunicación, que si el gobierno...Lo que querais pero los responsables, para mal, son los que son y ya no valen disculpas, solamente lamentar una actitud cuya página, más que pasar, habría que arrancar porque no es de recibo que a estas alturas sigamos con las mismas formas ante cambios inevitables en todo, en organización , en programa, en trabajo y en representatividad. No pueden nuestros cargos seguir gobernando el partido, por lo menos por higiene democrática.
Es cierto que la actitud del Secretario General está ahora en boca de todos y saldrá el asunto en el congreso. Pero todo lo que ha ocurrido dentro de la Ejecutiva y sus consecuencias (que hemos visto), no ha sido obra de él sino de lo que él ha contribuido a hacer mucha gente...y eso sí es una responsabilidad y una actitud.
Yo voy a trabajar para que no haya una fractura y salga la mayor unidad posible de estos cónclaves que nos quedan, pero es inevitable nuevos equipos, viejas ideas actualizadas (porque no sólo no hemos conseguido muchas sino que corremos el riego de perder las obtenidas), nuestra forma de ser eterna de participación y debate y contar con nuestra gente para relanzar el partido y nuestra gente son los trabajadores, salariados, parados, profesionales...ponerles el apellido que querais , ahí yo no tengo problemas.La gente sabe muy bien dónde está.

Jose Luis dijo...

Es muy dificil para los militantes y mas para los votantes, ni enterarase ni participar esta todo muy cerrado en un circulo vicioso que ya muchos dudamos sean socialistas de verdad, cuando un socialista tiene miedo a la democracia y a la participacion? es dificil de entender.