26/9/10

SOBRE LO CARO QUE ES DESPEDIR


Faltan pocos días para que los trabajadores acudamos a la huelga general, pero quiero dejar dicho que me empieza a cansar los mensajes de algunos dirigentes políticos que eso sí, “respetan la decisión de la HG, aunque no la comparten”. Y digo esto porque me preocupa su discurso lleno de frases que en el fondo esconden la verdad. Por ejemplo, decir que el despido es caro y que el contrato fijo o indefinido es una quimera.

Vamos, que se lo pregunten a muchos de los trabajadores que pasan por los Juzgados de lo Social. En España, amigos de la “otra casa” el despido es libre, aunque no gratuito y la indemnización se ha convertido en una defensa ante el empresario.

Os voy a dar un dato. La crisis económica evidencia la pérdida de puestos de trabajo tanto temporales como fijos, que triplica la media europea, demostrando que el despido por lo tanto no es caro.

12 comentarios:

Revellín Blogger dijo...

No debería haber indemnizaciones. Todo seria mas simple y habria menos desigualdades sociales.

Pero claro, acabarian muchas justificaciones para la existencia de los sindicatos.

alegrias dijo...

Realmente el tema del despido es "de traca". La ligereza con la que se ha tratado el tema y el pie que se da al empleador para hacer y deshacer es vergonzoso y degradante propio de tiempos "innombrables".El paso atrás que se da en Dchos. de los trabajadores creo que es grandísimo.
Y ya no solo en despidos.
UN saludo.

Fernando Martínez López dijo...

Mira Chema, no le des más vueltas, aquí cada uno hace lo que tiene que hacer y cualquiera que sea trabajador y afiliado a un sindicato debe de ir a la huelga. Pero además deberían apoyarla los autónomos y pequeños empresarios que vean restringidos sus créditos porque las decisiones que se van tomando en materia laboral desmontan conquistas de años y va a ser muy difícil recuperar, no vana crear empleo y no van a reactivar la economía porque tenemos lo que tenemos y había mucho de ficticio en el sistema de producción, del que lo único que no ha fallado ha sido el trabajador.
dicho esto y viendo que la Huelga (que se nos ha olvidado que se hace para ganar) nos la están convirtiendo en un ataque a las organizaciones sindicales a muerte...y saben lo que hacen.
Hoy por hoy son imprescindibles en todo el mundo ( para los trabajadores claro, para el capital el único obstáculo que le queda para tener la sociedad a su servicio), sólo por eso merece la pena pelear...
Y si las Centrales tienen aires de burocracia que corten el ventilador los afiliados, ese es otro problema (y no pequeño), el que se plantea ahora es un pulso acojonante y hay que estar con quien debemos...con los trabajadores.

JM (Chema) Buzarra Cano dijo...

Estimado Revellín:

Si no existieran indemnizaciones....estarían muchos más trabajadores en el desempleo. Es decir, este dinero indemnizatorio es un pequeño cortafuego ante el empleador que, en cualquier caso si necesita despedir lo hace y punto. Por cierto, no conozco a ningún empresario que cierre su negocio por culpa de las indemnizaciones y si por culpa de otros empresarios.

JM (Chema) Buzarra Cano dijo...

Alegrías y Nano:

Ya podéis disculpar por no contestaros antes pero....estoy liadillo. He visto el debate que tenéis con Jose a resultas de sus disquisiciones....Lo cierto es que lo que el gobierno de españa y los dirigentes del PSOE nos venden no es una reforma, es una CONTRARREFORMA cuya base ideológica no se sustenta en los "acuerdos" que tras la II guerra mundial se dieron y que hicieron posible el avance de los trabajadores a través d elos sindicatos y el nacimiento de una socialdemocracia. Digámoslo claro, estas medidas son de corte socioliberal que llevarán a los Tomases, a los Kikos de aquí y de allá a la oposición.

Ya se sabe que nuestro electorado castiga y de esta no nos salva ni dios. espero que no echen la culpa a los críticos, a los díscolos...a los opinantes....o a los que son de IZQUIERDA SOCIALISTA en este País.

Revellín Blogger dijo...

Tienes razón, el empresario despediría a todo el mundo y se quedaría el solo haciendo todo el trabajo, no necesitaría contratar a nadie más.

Llegaría pronto, eso sí, por que tendría que hacer mucho trabajo, abrir la fabrica, llamar a proveedores, preparar los folletos, los cobros... ah, bueno y luego un rato a producción, a fabricar el producto.

Que tonto el empresario, se puso a contratar a gente, sin saber por qué, y al final creo una burbuja de puestos de trabajo. Que putada, al final se dió cuenta de la tontería que estaba haciendo.

Lo mejor de todo es que ahora, como todo el mundo está en paro apenas compran sus productos, entonces le da tiempo a hacer todo lo que vende.

Que bonito ha quedado ¿eh?

Mira, si el empresario es satán, el consumidor entonces no se ni la clase de alimaña que es.

Por que tal vez se os quiere olvidar que el empresario al final está al servicio del consumidor y le proporciona lo que pide. No veo a muchos consumidores buscando ropa fabricada en España y así se ve lo que ha pasado con fábricas de ropa históricas.

Habláis también de los autónomos, que son unos santos parece ser, mucho mejores personas que los empresarios, se supone, en general, según dais a entender. No sé, un ejemplo, el típico cerrajero, que te cobra baratísimo, o el fontanero siempre dispuesto a dejarte el mejor precio, o el electricista que puede cambiarte un interruptor o enchufe roto, por apenas 10€.

Esto es como todo, blancos, negros, grises y en medio mas colores. Hay empresarios de mierda a donde nadie debería ir a trabajar para que cerrasen el chiringuito y hay trabajadores de mierda que deberían estar en el paro para que reflexionasen una temporada.

El problema es que cuando la gente no sale otra gente no puede entrar y esto no es un mercado laboral dinámico.

Y dicho esto, si, estoy a favor del despido libre, por que si echan a alguien que se ha acomodado en su puesto por lo menos otra persona tendrá la oportunidad de demostrar su valía. Y en el momento que la gente salga y haya que retener a los trabajadores mas capacitados igual hasta empieza a haber subidas de sueldos. También estoy a favor de que el trabajador se pueda ir de un día para otro a otra empresa sin aviso, ya se preocupara la empresa de que el trabajador esté contento, para que no le pille de improviso alguna baja.

Por que los primeros que infravaloráis al trabajador sois vosotros, que pensáis que un trabajador es sustituible de un día para otro.

También están muy bien esos trabajadores que se quedan en el limbo, sin cobrar nomina durante meses pero sin ser despedidos oficialmente. Será mejor eso ¿no? mejor que sean despedidos y en 15 días empiecen a cobrar el paro.

Mucha pegatina, mucha información de mierda ahora cuatro días antes de la huelga y lo que falta son ideas y cojones para afrontar decisiones que sean un revulsivo. Y menos preocuparos por el negocio de los enlaces y los porcentajes de los ERES.

Revellín Blogger dijo...

Tienes razón, el empresario despediría a todo el mundo y se quedaría el solo haciendo todo el trabajo, no necesitaría contratar a nadie más.

Llegaría pronto, eso sí, por que tendría que hacer mucho trabajo, abrir la fabrica, llamar a proveedores, preparar los folletos, los cobros... ah, bueno y luego un rato a producción, a fabricar el producto.

Que tonto el empresario, se puso a contratar a gente, sin saber por qué, y al final creo una burbuja de puestos de trabajo. Que putada, al final se dió cuenta de la tontería que estaba haciendo.

Lo mejor de todo es que ahora, como todo el mundo está en paro apenas compran sus productos, entonces le da tiempo a hacer todo lo que vende.

Que bonito ha quedado ¿eh?

Mira, si el empresario es satán, el consumidor entonces no se ni la clase de alimaña que es.

Por que tal vez se os quiere olvidar que el empresario al final está al servicio del consumidor y le proporciona lo que pide. No veo a muchos consumidores buscando ropa fabricada en España y así se ve lo que ha pasado con fábricas de ropa históricas.

Habláis también de los autónomos, que son unos santos parece ser, mucho mejores personas que los empresarios, se supone, en general, según dais a entender. No sé, un ejemplo, el típico cerrajero, que te cobra baratísimo, o el fontanero siempre dispuesto a dejarte el mejor precio, o el electricista que puede cambiarte un interruptor o enchufe roto, por apenas 10€.

Esto es como todo, blancos, negros, grises y en medio mas colores. Hay empresarios de mierda a donde nadie debería ir a trabajar para que cerrasen el chiringuito y hay trabajadores de mierda que deberían estar en el paro para que reflexionasen una temporada.

El problema es que cuando la gente no sale otra gente no puede entrar y esto no es un mercado laboral dinámico.

Y dicho esto, si, estoy a favor del despido libre, por que si echan a alguien que se ha acomodado en su puesto por lo menos otra persona tendrá la oportunidad de demostrar su valía. Y en el momento que la gente salga y haya que retener a los trabajadores mas capacitados igual hasta empieza a haber subidas de sueldos. También estoy a favor de que el trabajador se pueda ir de un día para otro a otra empresa sin aviso, ya se preocupara la empresa de que el trabajador esté contento, para que no le pille de improviso alguna baja.

Por que los primeros que infravaloráis al trabajador sois vosotros, que pensáis que un trabajador es sustituible de un día para otro.

También están muy bien esos trabajadores que se quedan en el limbo, sin cobrar nomina durante meses pero sin ser despedidos oficialmente. Será mejor eso ¿no? mejor que sean despedidos y en 15 días empiecen a cobrar el paro.

Mucha pegatina, mucha información de mierda ahora cuatro días antes de la huelga y lo que falta son ideas y cojones para afrontar decisiones que sean un revulsivo. Y menos preocuparos por el negocio de los enlaces y los porcentajes de los ERES.

Revellín Blogger dijo...

Tienes razón, el empresario despediría a todo el mundo y se quedaría el solo haciendo todo el trabajo, no necesitaría contratar a nadie más.

Llegaría pronto, eso sí, por que tendría que hacer mucho trabajo, abrir la fabrica, llamar a proveedores, preparar los folletos, los cobros... ah, bueno y luego un rato a producción, a fabricar el producto.

Que tonto el empresario, se puso a contratar a gente, sin saber por qué, y al final creo una burbuja de puestos de trabajo. Que putada, al final se dió cuenta de la tontería que estaba haciendo.

Lo mejor de todo es que ahora, como todo el mundo está en paro apenas compran sus productos, entonces le da tiempo a hacer todo lo que vende.

Que bonito ha quedado ¿eh?

Mira, si el empresario es satán, el consumidor entonces no se ni la clase de alimaña que es.

Por que tal vez se os quiere olvidar que el empresario al final está al servicio del consumidor y le proporciona lo que pide. No veo a muchos consumidores buscando ropa fabricada en España y así se ve lo que ha pasado con fábricas de ropa históricas.

Habláis también de los autónomos, que son unos santos parece ser, mucho mejores personas que los empresarios, se supone, en general, según dais a entender. No sé, un ejemplo, el típico cerrajero, que te cobra baratísimo, o el fontanero siempre dispuesto a dejarte el mejor precio, o el electricista que puede cambiarte un interruptor o enchufe roto, por apenas 10€.

Esto es como todo, blancos, negros, grises y en medio mas colores. Hay empresarios de mierda a donde nadie debería ir a trabajar para que cerrasen el chiringuito y hay trabajadores de mierda que deberían estar en el paro para que reflexionasen una temporada.

El problema es que cuando la gente no sale otra gente no puede entrar y esto no es un mercado laboral dinámico.

Y dicho esto, si, estoy a favor del despido libre, por que si echan a alguien que se ha acomodado en su puesto por lo menos otra persona tendrá la oportunidad de demostrar su valía. Y en el momento que la gente salga y haya que retener a los trabajadores mas capacitados igual hasta empieza a haber subidas de sueldos. También estoy a favor de que el trabajador se pueda ir de un día para otro a otra empresa sin aviso, ya se preocupara la empresa de que el trabajador esté contento, para que no le pille de improviso alguna baja.

Por que los primeros que infravaloráis al trabajador sois vosotros, que pensáis que un trabajador es sustituible de un día para otro.

Revellín Blogger dijo...

Tienes razón, el empresario despediría a todo el mundo y se quedaría el solo haciendo todo el trabajo, no necesitaría contratar a nadie más.

Llegaría pronto, eso sí, por que tendría que hacer mucho trabajo, abrir la fabrica, llamar a proveedores, preparar los folletos, los cobros... ah, bueno y luego un rato a producción, a fabricar el producto.

Que tonto el empresario, se puso a contratar a gente, sin saber por qué, y al final creo una burbuja de puestos de trabajo. Que putada, al final se dió cuenta de la tontería que estaba haciendo.

Lo mejor de todo es que ahora, como todo el mundo está en paro apenas compran sus productos, entonces le da tiempo a hacer todo lo que vende.

Que bonito ha quedado ¿eh?

Mira, si el empresario es satán, el consumidor entonces no se ni la clase de alimaña que es.

Por que tal vez se os quiere olvidar que el empresario al final está al servicio del consumidor y le proporciona lo que pide. No veo a muchos consumidores buscando ropa fabricada en España y así se ve lo que ha pasado con fábricas de ropa históricas.

Habláis también de los autónomos, que son unos santos parece ser, mucho mejores personas que los empresarios, se supone, en general, según dais a entender. No sé, un ejemplo, el típico cerrajero, que te cobra baratísimo, o el fontanero siempre dispuesto a dejarte el mejor precio, o el electricista que puede cambiarte un interruptor o enchufe roto, por apenas 10€.

Esto es como todo, blancos, negros, grises y en medio mas colores. Hay empresarios de mierda a donde nadie debería ir a trabajar para que cerrasen el chiringuito y hay trabajadores de mierda que deberían estar en el paro para que reflexionasen una temporada.

El problema es que cuando la gente no sale otra gente no puede entrar y esto no es un mercado laboral dinámico.

Revellín Blogger dijo...

Y dicho esto, si, estoy a favor del despido libre, por que si echan a alguien que se ha acomodado en su puesto por lo menos otra persona tendrá la oportunidad de demostrar su valía. Y en el momento que la gente salga y haya que retener a los trabajadores mas capacitados igual hasta empieza a haber subidas de sueldos. También estoy a favor de que el trabajador se pueda ir de un día para otro a otra empresa sin aviso, ya se preocupara la empresa de que el trabajador esté contento, para que no le pille de improviso alguna baja.

Por que los primeros que infravaloráis al trabajador sois vosotros, que pensáis que un trabajador es sustituible de un día para otro.

También están muy bien esos trabajadores que se quedan en el limbo, sin cobrar nomina durante meses pero sin ser despedidos oficialmente. Será mejor eso ¿no? mejor que sean despedidos y en 15 días empiecen a cobrar el paro.

Mucha pegatina, mucha información de mierda ahora cuatro días antes de la huelga y lo que falta son ideas y cojones para afrontar decisiones que sean un revulsivo. Y menos preocuparos por el negocio de los enlaces y los porcentajes de los ERES.

Anónimo dijo...

Sabes cual es el problema de este país y de la izquierda, es que por muchos palos que pegue el PSOE a la clase trabajadora, aun hay gente que dice de izquierdas y lo sigue votando. Que contradicción ser de izquierdas y votar PSOE, esto es lo que nos ha traído "el voto útil"

JM (Chema) Buzarra Cano dijo...

ESTIMADO aNÓMIMO:

CIERTAMENTE LA VIDA ESTÁ LLENA DE CONTRADICIONES Y ESTA QUE SEÑALAS ES UNA DE ENTRE MUCHAS